Hoy te traigo un post algo diferente a los que suelo hacer, y es que no solamente es bueno trabajar en nuestro autoconocimiento y desarrollo personal sino también crearnos un estilo de vida saludable.

Esta mañana cuando desperté, mis ojos se fueron directamente a un libro que tengo en casa titulado Simplifica tu vida, de Elaine St. James. En una de sus hojas, Elaine afirma que: «Mantener una vida complicada es una gran manera de evitar cambiarla«. Potente, ¿verdad?

Aquí os dejo 6 consejos de los 100 que da para empezar a simplificar tu vida:

1. PRACTICA EL MINIMALISMO VITAL

Como es adentro es afuera, reza el Kybalión. El estado del lugar en el que vivimos es un reflejo de nuestro interior, y viceversa. Por eso cuando ordenamos y/o limpiamos una estancia nos sentimos tan bien, porque en verdad, algo dentro de nosotros se ordena también. Si aspiras a funcionar de forma más sencilla y relajada, despréndete de todo lo que tienes en casa y no necesitas, especialmente las cosas almacenadas que acumulan polvo.

2. ORDENA POR FUERA Y POR DENTRO

Siguiendo el principio de Pareto, también llamado regla del 80/20, el 20% de las cosas son las que nos aportan el 80% de la felicidad. Tener menos cosas y de mayor calidad (y por tanto más duraderas) reduce el estrés de la elección y la acumulación. Todos lo hemos escuchado: «No es más rico el que más tiene sino el que menos necesita». Una verdad como un templo.

3. LO QUE NO SUMA, RESTA

Haz una lista de todo aquello que hagas o compres repetidamente. Después pregúntate: ¿Cuáles de esas actividades/cosas enriquecen o facilitan mi vida? ¿Cuáles me generan problemas o agotamiento? Las primeras suman, por tanto merece la pena mantenerlas, sin embargo las segundas restan, así que prescindir de ellas aligerará tu vida sin duda.

4. CAMBIA EL «SÍ» POR UN «NO» O UN «SÍ, PERO…»

Si hay algo que nos cuesta en esta vida es decir No cuando sentimos que es No. Muchos miedos arraigados detrás de este patrón de comportamiento, como por ejemplo el de que no me quieran o me rechacen. Pero si quieres simplificar tu vida, debes aprender a decir no, y si esto es del todo imposible, empieza a practicar el «sí, pero…» (por ejemplo: sí, pero lo haré en otro momento).

5. LIMITA LA INFORMACIÓN. DESINFOXÍCATE

No solo consumimos cosas y gastamos dinero innecesariamente. También en lo que se refiere a información saturamos a la mente con más imputs de los que podemos procesar…¡normal que se consuma tanto ibuprofeno! 😉

6. PRACTICA EL MINDFULNESS

El llamado multitasking (o hacer varias tareas a la vez) es otra forma de complicarnos la vida absurdamente, ya que lo único que logramos es agotarnos más rápidamente y multiplicar los fallos que al final nos hacen perder tiempo. Poner atención en una sola cosa, encierra otra gran clave para la vida simple.

La vida es como un buen plato, cuando los ingredientes son pocos y de alta calidad, apenas necesita preparación y se disfruta más.

¿Qué te han parecido los tips? ¿Se te ocurre alguno más para simplificar tu vida? ¿A qué te comprometes HOY para que tu vida sea un poco más simple?